Cuestión de religión

Los caminos del Señor (¿señor?) son inescrutables, pero todo buen cristiano (¿Cristiano?) sabe que debe recibir lecciones del cura (¿Cura?) para poder hacer la comunión (¿Comunión?), y después asistir todos los domingos (¿Domingos? No, por Dios —¿dios?—, domingos) a la iglesia (¿Iglesia?) para poder ir al Cielo (¿cielo?).

—¿Todos los domingos? Jo, papa (¿Papa?), ¡yo quiero jugar al fútbol!

—¡Reza y calla, niño del demonio (¿Demonio?)!

Si, en ciertas ocasiones, la elección entre mayúscula o minúscula puede resultar obsesiva, en temas de religión puede llegar a desquiciar. Para saber si es dios o Dios, demonio o Demonio, ya escribimos La minúscula de Dios; en Cuestión de religión trataremos otros temas. Empezamos:

  1. La Iglesia en mayúscula es la de Roma, pero no las iglesias que hay en Roma, que esas son iglesias. La Iglesia como institución —apostólica, católica y romana (o protestante, ortodoxa, evangelista o calvinista), con su papa, su Vaticano, sus mandamientos, sus sacramentos y sus dogmas— la escribimos con mayúscula. Los edificios, en minúscula: la iglesia de Santa María del Mar, la catedral de la Magdalena, la basílica de San Pedro, etc.
  2. Escribimos Cielo, Paraíso o Infierno en mayúscula si y solo si refieren a cuestiones religiosas; es decir, cuando son nombres propios de lugares como París, Londres o Nueva York. Así, en «Hitler está pudriéndose en el Infierno», escribimos Infierno y no infierno porque aludimos a un sitio concreto descrito por la teología clásica; sin embargo, en «Esto es un infierno» escribimos infierno y no Infierno porque para la RAE no sentir las piernas no es ni lugar ni causa suficiente para escribir en mayúscula.
  3. Personas entregadas al Señor como cardenales, obispos, sacerdotes, monjas, curas o frailes; seres entregados al Señor como querubines, ángeles, arcángeles y angelotes; oraciones para conectar con el Señor como el avemaría, el padrenuestro, el ángelus o el credo; períodos de tiempo adecuados para estar en comunión con el Señor como el adviento o la cuaresma, y sacramentos para «arrejuntarse» con el Señor como el bautismo, la comunión, la confirmación o el matrimonio, ninguno, por muy cerca que esté o haga estar del Señor, se escribe con mayúscula.
  4. Las fiestas, religiosas o no, con mayúsculas, que para eso son fiestas y no hay que trabajar, como Navidad, Nochebuena, Pascua, Jueves Santo o Viernes Santo. ¡Ojo!, lunes, martes y miércoles santos van en minúscula. ¿Por qué?, porque hay que trabajar. ¿Por qué?, porque no son fiesta.
  5. Las religiones también se escriben en minúscula: catolicismo, cristianismo o budismo, y sí, también el islam.

Debate: a Jorge Bergoglio se le conoce como el papa Francisco, y es papa y no Papa. Otra cosa es que cuando al cargo no le acompaña el nombre propio escribamos Papa y no papa, ya que nos referimos a una persona concreta que representa a una institución particular, no parezca que hablamos de una papa frita o que er Fransisco viaje en fragoneta en lugar de en papamóvil:

  • El papa Benedicto XVI eliminó el buey y la mula del Portal de Belén. ¡¡¡BIEENNNN!!!
  • El Papa Benedicto XVI eliminó el buey y la mula del Portal de Belén. ¡¡¡MAAAAL!!!, ¡MUY MAL!
  • El Papa eliminó el buey y la mula del Portal de Belén. ¡¡¡BIEENNNN!!!
  • El papa eliminó el buey y la mula del portal de Belén. ¡¡¡BIEENNNN!!!

Aun así, siguen en el aire muchas, muchísimas dudas. ¡Queremos de saber!

Escrito por B

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Corrección y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s